Neil Armstrong

Esta semana el imperio junto con el mundo ha estado de luto, pues ha muerto el primer hombre en tocar la Luna, Neil Armstrong. Le quiero dedicar esta entrada, porque, la verdad es que me gusta mucho el espacio, y la NASA, y él fue un gran personaje, muy inspirador.

Sigue leyendo

Anuncios

Vinimos en son de paz

Continuaremos con la tercera y última parte de la miniserie de la Luna dentro de nuestra serie del Sistema Solar. Y como les prometí, hoy veremos algo de exploración lunar, cosas interesantes que se encontraron (no se emocionen, aun no se encuentran extraterrestres en la Luna… al menos que nosotros sepamos) y algunos proyectos en un futuro para llegar a nuestro satélite.

Sigue leyendo

¿Un día de campo lunar?

Se imaginan bosques donde ahora están los polos y glaciares en la zona del Ecuador???

En la entrada de la Tierra platicamos un poco acerca de la formación de la Luna; hace una semana, en la primera parte de este astro, comentamos un poco de la historia del conocimiento que tuvo el ser humano en relación a la Luna, el efecto que tiene sobre las mareas, porque vemos siempre la misma cara de la Luna (un 60% para ser más claros), y se menciono que en mucho, pero mucho tiempo no tendremos Luna.

Esta entrada esta dedicada a todos aquellos que vivan en millones de años para que estén atentos a que pasará cuando la Luna desaparezca de la bóveda celeste, y también para ustedes que leen ahora y tengan curiosidad de que sucederá en esos días XD.

Ahora quitemos por un rato a nuestro hermoso satélite. El primer cambio que veremos es que esas noches románticas bajo la luz de la Luna desaparecerán, ya sólo tendremos como paisaje celeste a las estrellas y si tenemos suerte de verla, la Vía Láctea u.u

Vía Láctea (yo no me quejaría)

Sabemos que por efectos gravitacionales de la Luna, tenemos mareas, dos por día de hecho, sin embargo, también debido al Sol tenemos unas pequeñas mareas, y son pequeñas por la distancia que existe entre la Tierra y el Sol, es decir, el primer “contacto” gravitacional que siente la Tierra es el de la Luna y es por ello que las mareas nocturnas son más grandes. Pero si quitamos a la Luna, nuestra estrella tomaría el mando del mar en la Tierra, y existirían ya no mareas como las que vemos ahora, sino maremotos gigantescos que bien podrían acabar con poblaciones completas.

Pero esto podría tener otros efectos que solo olas enormes. Tenemos corrientes marítimas, que transportan agua cálida de un lugar a otro. Pero al tener estas inmensas mareas, el curso de estas corrientes se afectaría y daría lugar a cambios drásticos en el clima, incluso en la obtención de alimento, por las cosechas y demás.

Recuerdan que en la entrada de Mercurio les comente que tenemos estaciones debido a la inclinación del eje de rotación de la Tierra??? La inclinación de este eje en la Tierra es de 23.5º y quien lo tiene estable es nuestra querida Luna. Sin embargo, cuando esta desaparezca, la estabilidad que la Luna brindaba al eje se perdería, y nuestro eje de rotación cambiaria cada que una mosca pasara junto a ella (misma característica de Marte). Aún tienen en mente la frase con la que comenzamos la entrada??? Pues los polos se convertirían en selvas y bosques, y el ecuador tendría unas inmensas capas de hielo. El cambio en el clima sería demasiado radical. Nuestras bonitas 4 estaciones no existirían.

Seres vivos en el mar por ejemplo, sufrirían un impacto súper fuerte debido a la luz que la Luna brinda, ciclos reproductivos sufrirían alteraciones grandes, la orientación de tiburones desaparecería, especies marinas podrían desaparecer.

Los cangrejos empiezan su ciclo reproductivo en mareas bajas, si la Luna desaparece se desorientarían

Pero esto sucede porque la Luna ya existió unos millones de años… Pero ¿qué hubiera pasado si el planeta Theia nunca hubiera chocado con nuestro planeta o incluso nunca haber existido?

Para empezar, no habría una roca que detenga la rotación rápida que tenia la Tierra hace millones de años, los días al concluir la etapa caliente de la Tierra y empezar el enfriamiento del planeta sólo durarían 8 horas, 4 para el día y 4 para la noche, las noches serian terriblemente oscuras.

El núcleo sería más pequeño, y quizá no existirían placas tectónicas, las montañas serian mucho más bajas y el nivel del mar sería mucho más alto. Los vientos serían demasiado rápidos debido a la rotación de la Tierra. Las mareas no serian enormes y con ellos incluso no podríamos tener una diversidad muy variada de vida en nuestro planeta.

Se cree que el campo magnético de la Tierra se debe a la rotación de la Tierra, al ser la rotación 3 veces mayor, el campo aumentaría 3 veces y así los vientos solares se desviarían a los polos y ¿que creen que tendremos? Pues auroras enormes, y fenomenales, pero debido a que se desvían hacia los polos, la poca diversidad del planeta se vería afectada debido a las pocas mutaciones que existen debido a la radiación que llega de Sol.

Campo magnético de la Tierra y vientos solares

Debido a que no existe algo para estabilizar el eje de la Tierra, podríamos tener un planeta muy parecido a Marte. El eje cambiaria caóticamente, unas veces para allá y otras por acuya. El cambio del clima violento vuelve a aparecer y con ello la supervivencia de seres vivos podría no suceder por la rápida adaptación a estos cambios brutales.

En estas condiciones la vida (si existe vida) sería muy diferente a como la conocemos ahora.

¿Por qué tan importante este impacto que pudo crear a la Luna? Pues la rotación de la Tierra se hizo más lenta, los núcleos de los dos planetas se unieron en uno solo, el impacto motivó la creación de placas tectónicas, así tuvimos también montañas y volcanes que expulsaron gases para la formación de nuestra atmósfera…

Creo que ya quedo más claro que el agua de Xochimilco que la Luna no sólo es un bonito adorno en esas noches bellas, es esencial en nuestra vida, y lo ha sido siempre, hasta en la evolución de la vida terrestre.

Sin embargo, ¿será que un día (después de millones de años) en verdad voltearemos al cielo y no veremos ese gran puntote brillante durante la noche?

Lo más probable es que cuando el Sol pase a su etapa de gigante roja, nuestro satélite seguirá allí, muriendo junto a nosotros.

Esto es un gran resumen de que pasaría si un día la Luna se fuera de día de campo, en la siguiente entrada veremos un poco más profundo la exploración del satélite y algunas características simpáticas.

Y si me preguntan por qué muchas entradas de la Luna, pues la respuesta es que la adoro!!! 😛

El origen de la Luna

Por Ariadna Murguía

Uno de noche lo quizá no reconozca muchas constelaciones, pero lo que seguro encontrará familiar es a nuestra querida Luna. El satélite natural de la Tierra; una esfera rocosa que da vueltas alrededor de nuestro planeta. No tan especial ese hecho, pues, por ejemplo, Júpiter tiene alrededor de 64. Lo especial de nuestra pequeña Lunita es que tiene un tamaño comparable al de la Tierra (a diferencia de las lunas de Júpiter). Al ver la romántica y hermosa Luna uno se tiene que preguntar: “¿De dónde viene la Luna?”. Esta pregunta también fue hecha por muchos astrónomos y quizá respondida.

Los astrónomos tenían varias teorías acerca de cómo podría haberse originado la Luna. Se creía que podía ser un meteoroide o asteroide que orbitó muy cerca de la Tierra y la fuerza gravitatoria de la Tierra lo atrapó; también puede ser que se formó junto con la Tierra, es decir, de cuando había roquitas girando alrededor del Sol. La última teoría que se tenía es que es un cacho de la Tierra que se desprendió.

La pregunta era, ¿cómo se iba a saber cuál? Para ello, tuvieron que esperar hasta 1969, año muy genial, pues el hombre llegó a la Luna. Apollo 11 con los astronautas Buzz Aldrin, Neil Armstrong, Michael Collins, logró que el hombre por fin estuviera en la Luna. Por supuesto que no sólo fue show, sino que trajeron muchas rocas lunares, además de poner espejos en la Luna.

Esas rocas que se trajeron ofrecieron vital información para por fin ver la teoría que era correcta. Si las rocas hubieran tenido compuestos muy similares a los de la Tierra, podría ser un cacho de la Tierra, o ser formada con la Tierra; si por el contrario, los compuestos no se parecían mucho, entonces  posiblemente vendría de un astro que atrajo la Tierra.

Lo que descubrieron fue una sorpresa, pues no era tan similar para aceptar que fuera un cacho, ni tan diferente como para aceptar que fuera un astro. Entonces se tuvo que crear una nueva teoría, que es la que se apoya hasta el momento. En realidad es una combinación de todo, y de esta manera todo cuadra. Se dice que la Luna viene de un objeto estelar de un tamaño considerable (a comparación de la Tierra) que chocó con nuestra Tierra hace (dato reciente) aprox. 4.35 mil millones de años (cercano a la edad del sistema solar). Ese objeto hizo colisión con la Tierra, formándose la Luna y aparte alentando la Tierra en su rotación (que ya lo necesitaba, para crear vida). Aquí pueden encontrar una simulación muy bonita de lo que pudo haber pasado: http://www.youtube.com/watch?v=uKxCm1p0nGE.

Aún se está tratando de ver si hay otra manera, pero toda la evidencia apoya a esta teoría. Un artículo interesante nuevo acerca de esto: http://astronomynow.com/news/n1108/18moon/.