Glorias

Si algún día están paseando por las montañas, y ven un halo parecido a un arcoíris rodeando su sombra, ¡felicidades!, están viendo uno de los fenómenos ópticos más espectaculares que existen, las Glorias.

550px-Solar_glory_at_the_steam_from_hot_spring

No es difícil entender porque se llaman glorias.

Las glorias se observan comúnmente desde lugares altos, como montañas, grandes edificios o aviones. El principal requisito para observarlas es tener una nuble o neblina  por debajo de nosotros, donde podamos observar nuestras sombras.  El tamaño de la gloria depende única y exclusivamente del tamaño de las gotitas que componen a la nube. Entre más pequeñas son las gotitas, más grande es el halo. Las glorias más grandes tienen un tamaño angular de 20°.

Sin embargo, ese detalle es el que hace que sean difíciles de ver pues es muy difícil que una nube este formada por gotitas de un solo tamaño. Lo normal es que una nube tenga gotas de varios tamaños las cuales constantemente colisionan entre sí, uniéndose para formar gotas más grandes y rompiéndose para formar gotitas pequeñas. Entre más uniforme sea el tamaño de las gotitas, más brillante será la gloria y mejor podremos distinguir los diferentes anillos.

598px-Solar_Glory_with_helicopter_shadow_around_Mauna_Loa

Es muy común verlas desde los cielos. Solo hay que estar atentos.

Ahora vamos a la parte complicada: ¿cómo se forman? A diferencia de los arcoíris que se forman usando solamente la refracción de la luz, las glorias se forman por una combinación de varios fenómenos ópticos más complicados. De hecho al día de hoy ¡todavía no hay un modelo que pueda reproducir perfectamente una gloria!

En primer lugar, el tamaño de las gotitas es tan pequeño (entre  0.01 y 0.02 mm), que es comparable con las longitudes de onda de la luz visible. Esto provoca que las gotitas interactúen con la luz por medio de un fenómeno llamado difracción. No voy a entrar en muchos detalles, pero la idea básica es que cuando la luz se encuentra con obstáculos de tamaños comparables a su longitud de onda, la luz se dobla o desvía en función a la geometría de dichos obstáculos, en vez de depender de una propiedad del material como el índice de refracción.

En segundo lugar, la luz de las glorias es luz que ha sido retro-dispersada, es decir que regresa a la dirección de la fuente. Esto significa que debe haber por lo menos una reflexión. Entre otras cosas se ha propuesto que podrían estar involucradas pequeñas ondas en la superficie de las gotitas, o inclusive el “tunelaje clásico” que es un fenómeno que permite  a la luz ¡transferir energía  a la gota sin tocarla!

En fin, como pueden ver es extremadamente difícil explicar cómo se forman las glorias, pero en mi opinión eso hace que sean todavía más espectaculares y hermosas. =)

629px-Solar_glory_and_Spectre_of_the_Brocken_from_GGB_on_07-05-2011

Muchas veces se ven junto al “espectro de Brocken” llamado así por los montañistas alemanes del siglo XIX, quienes aseguraban que en la montaña de Brocken, existía un espectro con halo que los seguía.

Todas las imágenes tomadas de Wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s