10 datos que probablemente no sabías sobre Jurassic Park

jurassic-park-t-rex-raptorsEl 11 de junio de 1993 se estrenó en los cines de todo el mundo la cinta Jurassic Park, la adaptación del libro de Michael Crichton acerca de un parque de diversiones construido en una isla en los mares del caribe, la cual estaba habitada por reptiles mesozoicos traídos a la vida por experimentos de clonación. Como parte de las celebraciones de su 20 aniversario, se estrenó hace algunos meses en Estados Unidos (y hace unos pocos días en México) la versión adaptada a 3D de esta película.

Esto nos presenta el momento perfecto para repasar algunos datos curiosos acerca de la mítica isla Nublar de Steven Spielberg y sus famosos habitantes.

  • Muchos de los dinosaurios presentados en la película son de tamaño distinto a como habrían sido en la realidad. El dilofosaurio era más alto que cualquier humano, mientras que los velociraptores eran más pequeños que un perro labrador doméstico.
  • La idea de que el dilofosaurio fuese un dinosaurio que arrojaba veneno para cegar a sus presas fue una hipótesis real que estuvo en la mente de muchos paleontólogos. A diferencia de bestias como el tiranosaurio, los fósiles que se han hallado de este dinosaurio sugieren que sus quijada era demasiado débil como para pudiera usarla para cazar otros animales, por lo que se teorizó que debía tener otras formas de procurarse alimento. Además de la hipótesis del veneno, se sugirió que podía ser carroñero.
  • Los comentarios que hacen Alan Grant y Ellie Sattler al ver a los braquiosaurios a cerca de que ‘son de sangre caliente’ y de que ‘no viven en pantanos’ son otro ejemplo de antiguas teorías paleontológicas. Se sugirió que los dinosaurios debían ser seres de sangre fría (que no pueden regular su temperatura corporal por ellos mismos, dependiendo de la luz del sol para ello) y metabolismo lento como todos los reptiles. Por tanto, era poco probable que un animal como el braquiosaurio obtuviera la energía necesaria para mover su gigantesco cuerpo, así lo que lo más probable era que habitara en lo profundo de ríos y lagos para amortiguar su enorme peso, dejando solo la cabeza afuera para respirar. El largo cuello y las fosas nasales ubicadas en lo más alto de la cabeza parecían apoyar esta hipótesis. Ahora se considera que los dinosaurios podían mantener su temperatura corporal por encima de la del ambiente como las aves y mamíferos actuales.
  • El método usado en la película para revivir a los dinosaurios es muy poco viable. En la cinta, se extraía el ADN de mosquitos preservados en ambar. Esto sería difícil de logar, dado que los mosquitos deberían tener al menos 65 millones de años preservados, mientras que la molécula del ADN solo tiene una vida media de poco más de medio siglo antes de comenzar a degradarse.
  • Según la película, el ADN necesario para clonar a los dinosaurios se obtenía de una mina de ambar en República Dominicana. Ironicamente, ninguno de los dinosaurios presentados en la película vivió cerca de lo que en un futuro sería ese país.
  • La preservación de organismos en ambar es una de las formas de fosilización menos comunes de encontrar.
  • Un tiranosaurio joven, los compsognathus y un grupo de pterosaurios (reptiles voladores) son algunos de los dinosaurios del libro que no aparecen en la película. De hecho, el libro relata una escena en un río muy similar a la del ataque de los pteranodones vista en la tercera película.
  • La película presenta la teoría de Alan Grant acerca de la estrecha relación evolutiva entre las aves y los terópodos como el velociraptor cómo nueva, polémica y revolucionaria hasta para sus colegas. En realidad, para entonces esta idea tenía ya más de 100 años de antigüedad y era generalmente aceptada por la comunidad científica desde por lo menos 20 años atrás.
  • Con base en esta idea, los creativos tuvieron la intención hacer que los velociraptores sacaran la lengua como hacen las serpientes actuales para ‘probar’ el aire, pero se dieron cuenta que eso contravenía la idea que querían mostrar acerca de la similitud entre aves y dinosaurios. En películas posteriores incluso se rediseñó a los raptores, cambiando la pupila en forma de ranura vertical como de serpiente por una redonoda (más parecida a la de las aves) y se les agregaron espinas largas y delgadas similares a plumas en la parte posterior de la cabeza y el cuello.
  • En el guión original, los protagonistas escapaban del centro de visitantes al final de la película gracias a que John Hammond aparecía y disparaba a los cables que suspendían el esqueleto del tiranosaurio, haciendo que este cayera y aplastara a los velociraptores. En la versión final se decidió sustituirlo por un tiranosaurio real atacando a los raptores. Lo curioso es que, a pesar de que el tiranosaurio es tan pesado que hace estremecer el suelo con sus pisadas, nadie nota el momento en que entra al edificio.