Cristales de Hielo

Ah, se acerca la navidad y aquí en el imperio ya estamos celebrando con algunas entradas navideñas (por ejemplo esta sobre el santa claus cuántico).  Hoy me siento lleno de espíritu navideño, y para celebrar les quiero hablar sobre uno de los temas que me parecen más fascinantes de la navidad: Los cristales de hielo.

En particular les hablaré de la física que hay detrás de los cristales de hielo. ¿Cómo crecen en la atmósfera? ¿Por qué tienen esa simetría hexagonal? ¿Por qué crecen con tanta diversidad de formas? ¿Es cierto que no existen dos copos de nieve iguales?

w050207c080

Sigue leyendo

Anuncios

Cumulonimbus: El Rey de las Nubes

No me canso de decirlo: me gustan las nubes. Ya  les he hablado sobre cómo se forman y clasifican, sobre las nubes lenticulares, las nubes morning glory y las nubes noctilucentes. Todas tienen sus peculiaridades que las hacen impresionantes, pero hay una nube en particular que  hasta ahora solo he mencionado discretamente, sin darle el honor que de verdad merece. Me refiero al rey de las nubes: El poderoso cumulonimbus.

El rey de las nubes

Huracanes, tornados, tormentas eléctricas, lluvias torrenciales y tormentas de granizo son algunos de los climas en los que podemos una cumulonimbus. Se caracterizan por ser las nubes con los desarrollos verticales más notables, alcanzando alturas de hasta 20 kilómetros, es decir ¡más de 2 montes Everest! Se estima que las cumulonimbus pueden contener tanta energía como 10 bombas de Hiroshima. ¿Ven por qué son el rey de los cielos? Sigue leyendo

Efecto corona y el fuego de San Telmo

Todo estaba en llamas, en el cielo había rayos y en el agua partículas luminosas, e incluso los propios mastiles estaban coronados con una llama azul.

Charles Darwin

–¡Mire arriba! –dijo Starbuck de pronto–. ¡El fuego de San Telmo en lo alto del palo mayor!
En efecto, los brazos de las vergas estaban rodeados de un fuego lívido, y las triples agujas de los pararrayos lucían con tres lenguas de fuego. Los mástiles enteros parecían arder.

–¡Fuego de San Telmo, ten piedad de nosotros! –gritó Stubb.

Herman Melville, Moby Dick

¿Alguna vez habían escuchado hablar del fuego de San Telmo?

Se trata de un fenómeno que se observa con frecuencia en los mástiles de los barcos durante las tormentas eléctricas en el mar. Lo que ven los marineros es un resplandor azul, a veces violeta, que brilla en las puntas del mástil. ¿A qué creen que se deba este fenómeno? ¿Serán acaso los fantasmas de marineros que buscan la paz? Jeje no… Vamos, piensen, las pistas están ahí… tormentas eléctricas, mástiles, aire que brilla…

Sigue leyendo

Nubes Lenticulares

¿Es un ovni? ¿Es un sueño? ¿Es Superman? ¡No! ¡Son nubes lenticulares!

Solo la naturaleza podría crear un espectáculo así.

¿Cómo se forman?

Estas nubes se forman principalmente en zonas montañosas gracias a un fenómeno conocido como “ondas de gravedad” que se ve mucho en dinámica de fluidos. Ojo, no hay que confundir “ondas de gravedad” con “ondas gravitacionales”. Las ondas gravitacionales son ondulaciones en el espacio tiempo producidas por objetos súper-masivos. Estas ondas son predichas por la teoría de la relatividad general de Einstein, aunque al día de hoy no ha se han podido detectar.

Sigue leyendo

Nubes: Morning Glory

Seguimos con la serie dedicada a las nubes. En la entrada pasada ya vimos cómo se formaban las nubes, como se clasifican, y algunos datos curiosos. Pero estamos lejos de acabar, las nubes todavía tienen mucho más potencial para asombrarnos. No todas las nubes entran en alguna de las clasificaciones que ya vimos.

De aquí en adelante las nubes que vamos a ver son tan espectaculares, que estoy seguro solo las podrían ver en sueños (o aquí en el Imperio). La mayor parte de ellas tienen nombres en ingles para los cuales no hay una buena traducción al español, así que de está forma se las presentaré. Sin más que decir empecemos.

Morning Glory

Sigue leyendo

¿Cómo se forman y clasifican las nubes?

Hasta hace apenas unos cuantos meses, nació en mí una gran fascinación por las nubes. No recuerdo de dónde vino la curiosidad para empezar a observarlas, pero quede sumamente sorprendido, no solo por las nubes en sí, si no por todo el espectáculo del que me perdía solo por no alzar la vista al cielo. Es por eso que quiero dedicar esta y varias entradas más a esos seres esponjosos que flotan en el cielo. Mi objetivo es que al final terminen igual que yo: enamorados de los cielos nublados.

En esta entrada vamos a hablar de lo básico de nubes. Es decir, cómo se forman, cómo se clasifican, y otras curiosidades. En las entradas futuras hablaremos de nubes más exóticas y raras de ver. Veremos nubes que brillan en la noche, nubes con formas de platillos voladores, o nubes con forma de rollo gigante. En mi opinión, muchas de esas nubes solo podrían ser concebidas en un sueño, van a ver.

Sigue leyendo