Asteroides

En las últimas semanas los asteroides y meteoritos andan de moda, principalmente por el reciente meteoro que cayó en la ciudad de Chelyábinsk en Rusia. Sin embargo, con las noticias también he visto muchos comentarios completamente fuera de lugar, probablemente por la desinformación que tenemos acerca de estas rocas espaciales. Hay mucha gente que piensa que el asteroide ya había sido observado, o inclusive desviado para caer en el territorio ruso. Por eso hoy quiero dedicar una entrada para hablar de asteroides, porque su estudio es más complicado de lo que parece, y es muy fácil confundirse con lo que no se conoce.

Asteroides en el cinturón.

Como casi todo el mundo sabe, los asteroides son cuerpos rocosos que orbitan principalmente en el cinturón de asteroides, situado entre Marte y Júpiter. Una imagen errónea que tenemos de este cinturón (producto de erróneas ilustraciones en los libros o algunas escenas en películas famosas) es que los asteroides se encuentran muy juntos, y constantemente colisionan entre ellos. Sin embargo, en el espacio existe, literalmente, mucho espacio, y en realidad la distancia media entre 2 asteroides decentes es aproximadamente de  1 millón de kilómetros. ¡Eso es prácticamente 3 veces la distancia de la Tierra a la Luna! Si tuvieran una nave espacial, podrían cursar el cinturón sin ningún problema (como lo han hecho decenas de sondas espaciales). De hecho, se calcula que en promedio los asteroides principales (con un radio de 10 km) colisionan una vez cada 10 millones de años.

2012 12 solar-system-lrg.sp

Imágenes como esta nos dan una idea equivocada sobre las dimensiones reales del sistema solar. Aunque claro… también sería difícil hacer una imagen a escala.

Buscar asteroides no es una tarea sencilla. Casi todos los asteroides tienen tamaños sumamente pequeños, de apenas un centenar de metros de diámetro, y en general reflejan muy poca luz. Quizá un centenar de metros suena a algo muy grande, pero a escalas astronómicas no es más que una simple mota de polvo. El primer asteroide en ser descubierto, también es el más grande: Ceres, el cual mide un poco más de 900 kilómetros. Ceres, sin embargo, es un caso excepcional entre los asteroides, pues es tan grande que contiene prácticamente 1/3 de toda la masa del cinturón.

Ceres_Earth_Moon_Comparison

Ceres, comparado contra la Tierra y la Luna. De hecho, la masa total de todos los asteroides juntos es a penas el 4% la masa de la Luna.

Para la década de 1920 se conocían poco más de 1000 asteroides. Actualmente se han catalogado aproximadamente 300,000, y continuamente se agregan nuevos miembros a la lista. Sin embargo se estima que el cinturón debe albergar como mínimo ¡mil millones de asteroides! Aún quedan muchas rocas que clasificar y sin embargo, tener a todos los asteroides clasificados no nos garantiza que sean más seguros. Debido a su pequeño tamaño es relativamente fácil perturbar sus órbitas  y por lo tanto aún conociendo todos los asteroides y todas sus órbitas sería muy difícil predecir si alguna perturbación podría desviar alguno de ellos hacía nosotros. Fíjense la próxima vez que vean una noticia sobre asteroides; notarán que los astrónomos siempre hablan de probabilidades de colisión.

Desde luego, no todos los asteroides viven en el cinturón. Muchos de ellos tienen sus propias órbitas independientes, y muchas veces son descubiertos por accidente, debido a algún telescopio que de casualidad miraba la parte correcta del cielo en el momento correcto. De estos asteroides solitarios varios atraviesan en algún momento la órbita de la Tierra. No se sabe cuántos de estos asteroides puede haber, pero se calcula que deben ser cientos de miles o quizá millones. Nuevamente casi todos son muy pequeños para representar un peligro y solo son observables por los telescopios terrestres cuando ya están a un par de días de nosotros. La gran mayoría ni siquiera los vemos.

Actualmente no existen muchas personas buscando asteroides activamente. De hecho, la analogía que se suele usar es que el número de personas buscando asteroides en el mundo es ligeramente mayor que el del personal de un restaurante McDonald’s.

Por ahora esto será todo, pero en la próxima entrada veremos que ocurre cuando un asteroide de verdad (de más o menos unos 2 kilómetros de diámetro), colisiona. Vamos a ver el verdadero poder del impacto de un asteroide.

Para ver más:

Bill Bryson. Una breve historia de casi todo. Un excelente libro de divulgación, que todo el mundo debería leer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s