De corazón, un vistazo a los latidos

Hace una semana exactamente veíamos corazones rojos por todos lados era 14 de febrero: El día del amor y la amistad, pero ¿Quién dijo que el emblema del amor sería un corazón? ¿Es ahí donde se dan las emociones? Veamos un poco cuál es la faceta real de este noble órgano.

Nuestro corazón es ni más ni menos el órgano que se encarga de bombear la sangre a todo nuestro cuerpo, funciona como una bomba contráctil con la capacidad de generar sus propios impulsos.

Consta de 4 cavidades, las Aurículas o Atrios, que son superiores y más pequeñas y los Ventrículos, que son los más grandes e inferiores. Están separados longitudinalmente por un septo, es decir, una lámina muscular que en la parte atrial es más delgada y se engrosa a medida que discurre a lo largo de los ventrículos. También se divide en corazón izquierdo y derecho, siendo que cada uno de estos lados contendrá sangre arterial (oxigenada) o venosa (desoxigenada), así, aurícula y ventrículo derechos recibirán sangre venosa y los izquierdos bombearán sangre arterial.

Esquema de las cavidades del corazón

Esquema de las cavidades del corazón

La sangre pasa de aurículas a ventrículos mediante un par de válvulas, la mitral y la tricúspide, que comunican estas dos cavidades acorde a los movimientos de contracción. La mitral se encuentra del lado izquierdo y la tricúspide del lado derecho. Estas válvulas sólo se abren para dejar pasar la sangre que llega a las aurículas de las venas cavas y de las venas pulmonares, respectivamente. Al expulsar la sangre, el corazón lo hace a través de otras válvulas, las sigmoideas, que se encuentran en el nacimiento de la arteria aorta y de la arteria pulmonar. Aquí es cuando se dividen los dos tipos de circulación, la sistémica, que lleva sangre oxigenada por la aorta y trae desoxigenada por las cavas, y la pulmonar, que funciona “al revés” es decir, impulsa sangre desoxigenada por la arteria pulmonar, hacia los pulmones para llevar a cabo el intercambio gaseoso y la trae ya oxigenada por las venas pulmonares.

El corazón tiene distintos tipos de tejido, el endocardio, que es la capa más interna que reviste las cavidades. Consta de fibras y tendones que sostienen desde dentro su estructura, son pilares que van desde las paredes ventriculares hacia las válvulas, o de pared a pared ventricular, contienen el sistema de conducción, del que hablaré más adelante. El miocardio es la capa media y la más gruesa, es una muscular que se contraerá rítmicamente para expulsar la sangre a gran velocidad, está compuesto por fibras musculares con la particularidad de que se comportan como un sincitio, es decir, todas se contraen al mismo tiempo y transmiten los impulsos nerviosos de una hacia otra mediante las uniones en brecha o “gap junctions”. De no tener este tipo de fibras, el corazón perdería una de sus propiedades, el Inotropismo, que es la capacidad del tejido de acortarse, siendo uno de los determinantes del gasto cardiaco (volumen de sangre expulsado por unidad de tiempo)

Micrografía del músculo cardíaco, se observa la forma "en pantalón" y las gap junctions.

Micrografía del músculo cardíaco, se observa la forma “en pantalón” y las gap junctions.

Otras propiedades del corazón son:

  • Batmotropismo: Capacidad de una célula de ser excitable, es decir que responda a los impulsos eléctricos.
  • Cronotropismo: Propiedad del tejido cardiaco de excitarse de una forma rítmica y automática
  • Dromotropismo: Capacidad de transmitir los impulsos (potenciales de acción mediante las gap junctions)
  • Lusitropismo: Capacidad de relajarse.

Estas propiedades están regidas por el sistema de conducción del corazón, que son grupos de células altamente especializadas que llevarán e incluso producirán sus propios impulsos eléctricos. Existen dos nodos principales, el Nodo Sinoatrial o sinusal (SA) y el Nodo Auriculoventricular (AV). El primero, se encuentra en la parte superior de la aurícula derecha, y es el primero en funcionar para generar el latido del corazón y el que determina el último de ellos. Se une con el Nodo AV mediante 3 haces internodales, el anterior o haz de Bachman, el medio o de Wenckeback y el posterior o de Thorel. El nodo AV se encuentra precisamente en el septo, en la unión entre aurículas y ventrículos, da origen al Haz de His, que discurre por el tabique interventricular para dividirse en sus ramas derecha e izquierda, que viajan por este mismo tabique para enviar sus ramas terminales a cada ventrículo, finalmente, se ramifican en pequeños haces llamados Red de Purkinje, que son los que transmitirán el mayor voltaje durante los potenciales de acción.

Sistema de conducción.

Sistema de conducción.

Y el corazón aún encierra más maravillas, pero no terminaría en una sola entrada para mencionarlo todo, así que creo que esto es suficiente como para entender que no es ahí donde están las emociones, por más cruel que suene esto. Las emociones se encuentran en el cerebro, en una parte del sistema límbico llamada hipotálamo… Pero de él hablaremos después…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s