Edwin Hubble, el astrónomo que cambió nuestra visión del universo.

La historia de la astronomía es uno de los temas más interesantes para investigar en un día de ocio, pues es la historia de cómo ha evolucionado nuestra percepción del universo. Por dónde la vean está llena de controversias, de ideas innovadoras y misterios profundos. Pocos son los que pueden grabar su nombre dentro de está historia, y hoy vamos a hablar de uno de los más grandes: Edwin Hubble. Como veremos a continuación, Hubble cambió radicalmente la forma en que vemos el universo entero. No por nada se le reconoce como el astrónomo más importante del siglo XX.

Edwin Hubble

Edwin Hubble

Hubble nació el 20 de Noviembre de 1889 en un pequeño pueblo de Missouri. Gran parte de su infancia la pasó allí y en Weathon, Illinois. Su padre era un prestigioso ejecutivo de una compañía de seguros, por lo que en su jamás sufrió de carencias económicas.

Durante su juventud destacó por ser un gran atleta. Para que se den una idea, en 1906 hubo una competencia de atletismo en su instituto donde ganó las competiciones de lanzamiento de peso, de disco, de martillo, salto de altura, salto de pértiga, carrera de obstáculos, carrera de relevos de 4×400 y un tercer lugar en salto de longitud. Inclusive batió el récord  de saltó de altura del estado de Illinois.

Además de ser excelente atleta, muchos lo describían como inteligente, simpático, guapo y con un enorme ego. En sus estudios era igualmente brillante, por lo que no fue problema para él ingresar a la Universidad de Chicago, donde se título como físico en 1910. Debido a lo destacado que era en sus estudios y en los deportes, obtuvo una prestigiosa beca para estudiar 3 años en Oxford su maestría, donde, por insistencia de su padre, estudió leyes en vez de astronomía. Estando en Oxford también estudió literatura y español.

Atleta, inteligente, sensible, guapo y por si fuera poco, físico y astrónomo.

Atleta, inteligente, sensible, guapo y por si fuera poco, físico y astrónomo.

Durante los siguientes años Hubble hizo de todo un poco. En 1913 fallece su padre, y él regresa a Estados Unidos para cuidar de su familia, que ahora residía en Kentucky. Ahí practico derecho durante un año, pero al no encontrar motivación en ello, pasó a ser profesor de física, literatura y baloncesto en un instituto de New Albany, Indiana. Posteriormente regresó a la Universidad de Chicago para obtener su doctorado en astronomía. También se enlisto en el ejército durante los últimos meses de la primera guerra mundial, por lo que probablemente nunca se requirió que entrara en acción, de hecho llegó a Francia un mes antes de que finalizara la guerra.

En 1919 obtiene un puesto en el Observatorio de Monte Wilson, cerca de Pasadena, California. Curiosamente la llegada de Hubble al observatorio coincidía con la terminación del telescopio Hooker, que en ese momento pasaría a ser el telescopio más poderoso en la Tierra. Es aquí donde Hubble realiza todos sus descubrimientos y pasa a ser el astrónomo más importante del siglo XX.

Telescopio Hooker

Telescopio Hooker

Sus descubrimientos

Durante siglos, uno de los problemas más grandes que tenía la astronomía era la falta de un buen método para medir distancias. Piensen un momento, ¿cómo podrían hacer ustedes para saber qué tan lejos están las estrellas que ven en las noches? Para objetos cercanos se puede usar una técnica llamada paralaje (observar el cielo en distintas épocas del año y comparar la posición de las estrellas) pero para objetos lejanos esa técnica no funciona.

El método que se utiliza actualmente se lo debemos  a Henrietta Swan Leavitt, una mujer tan importante y sobresaliente que merece su propia entrada. Leavitt trabajaba en el Observatorio de Harvard como “calculadora”, que era el nombre de su oficio. Lo que hacían los calculadores era estudiar placas fotográficas de los telescopios, para clasificar a todas las estrellas una por una por su posición, su brillo y su color. Era una tarea rutinaria y tediosa, pero era lo máximo a lo que podían aspirar las mujeres en la astronomía.

Henrietta Leavitt

Henrietta Leavitt

Al analizar varias placas tomadas en tiempos diferentes, Leavitt se dio cuenta que varias estrellas variaban su brillo con el tiempo de manera periódica. A estas estrellas se les llamó estrellas cefeidas, pues la primera fue descubierta en la constelación de Cefeus. En 1912 publicó un trabajo donde explicaba cómo se relacionaba el periodo de pulsación de estas estrellas con su brillo. Básicamente cuanto más brillan más largos se hacen sus periodos de pulsación.

Esto revolucionó completamente la astronomía, pues conociendo el brillo exacto que produce una estrella (que se obtiene midiendo su periodo de pulsación) y comparándolo con la luz que llega de ella a la Tierra (su brillo aparente), se puede saber con relativa exactitud la distancia a la que está. Todo lo que quedaba hacer era buscar estas estrellas cefeidas.

Hubble, tuvo la suerte de ingresar al observatorio unos años después de la publicación de Leavitt. Gracias a ese método, en 1923 demostró que la mancha blanquecina en la constelación de Andromeda era en realidad una galaxia como la Via Lactea, a unos 900,000 años luz de nosotros (para que se den una idea, nuestra galaxia mide entre 100,000 y 120,000 años luz). En ese entonces la única galaxia que se conocía era la Via Lactea; todo lo demás si acaso eran masas de gas lejanas. En 1924 publicó su famoso artículo “Cefeidas de nebulosas espirales” (nebulosa era el termino que se usaba para hablar de galaxias) donde habla de sus descubrimientos, y de como el universo está formado por muchísimas otras galaxias lejanas. Con esto demostraba que el universo era inmensamente más grande de lo que nadie esperaba.

Un descubrimiento sorprendente por sí solo, pero lejos de ser el único y más importante. A principios de los años 30, Hubble descubrió que todas las galaxias se están alejando de nosotros (con excepción las pequeñas galaxias de nuestro grupo local). Además, la distancia y la velocidad a la que se movían eran proporcionales. Entre más lejos está la galaxia más rápido se aleja. A esto último se le conoce como la ley de Hubble.

No solo el universo era enorme, sino que también se estaba expandiendo en todas direcciones a ritmo constante. Esto implicaba que las galaxias debían estar más cerca antes, y por tanto todo podía haber empezado en un punto. Todo esto por supuesto nos condujo a lo que sería después la teoría del Big Bang.

Hubble nunca recibió el premio Nobel, porque en ese entonces la astronomía no se consideraba rama de la física. Prácticamente sus últimos años se dedicó a cambiar esto, principalmente para que los astrónomos (incluido él) pudieran ganar premios Nobel. Es triste, porque en 1953, año en que se acepta a la astronomía como rama de la física, Hubble muere de un ataque al corazón. De no ser así, muy probablemente habría sido el ganador de ese año.

Por alguna extraña razón, su esposa se negó a hacer un funeral y al día de hoy nadie sabe dónde están los restos del astrónomo que cambió nuestra forma de ver el universo. Su nombre sin embargo ha dejado un legado, y en el cielo existe grandioso monumento en su honor: el telescopio espacial Hubble.

Telescopio Espacial Hubble

Telescopio Espacial Hubble

Para ver más:

El diario secreto de Henrietta Levit. Una serie de videos divulgativos hechos por el Instituto de Astronomía de Andalucía, donde nos explican el trabajo de la astrónoma. ¡Muy recomendables!

Wikipedia: Edwin Hubble. Si pueden siempre lean la versión en ingles. Es más completa.

Bill Bryson. Una breve historia de casi todo. Excelente libro de divulgación, también muy recomendable.

Anuncios

6 comentarios el “Edwin Hubble, el astrónomo que cambió nuestra visión del universo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s