¡El Oxígeno Nos Está Matando!

Voy a ser sincero con ustedes, estas últimas semanas he estado corriendo de un lado a otro, buscando a mis profesores, estudiando para mis exámenes, escribiendo mis últimos reportes, etc.

Yo tenía planeado (tiempo pasado de “no tuve tiempo“) hablarles de otra cosa pero aún está incompleta. Así que en lugar de hablarles de algo que aún no acabo, preferí usar uno de mis videos de emergencia (buajajajajaja)

¡Adoro salir! el aire fresco, el oxígeno; el saludable, bello y maravilloso oxígeno. ¿No les gusta el oxígeno? Yo también, pero nos está matando.

Actualmente nuestra atmósfera está compuesta de un 20% de oxígeno, la mayoría del aire que respiramos es nitrógeno y otros gases en pocas cantidades. Pero cada uno de los miembros del reino animalia necesita el oxígeno para sobrevivir porque es el combustible que impulsa nuestras células.

Lo respiramos, nuestra sangre lo toma del aire a través de los pulmones y lo transporta a las células donde es usado en el proceso de la respiración celular. El cuál es la manera en la que convertimos lo que comemos en la energía que las células requieren para hacer sus cosas.

Pero el oxígeno no siempre estuvo presente en el aire atmosférico, de hecho el oxígeno ha estado presente en la última mitad de la historia de la Tierra, es decir, cerca de 2.2 mil millones de años*. Y solo han pasado seiscientos millones de años desde que la atmósfera poseía suficiente oxígeno para albergar la vida animal.

Así que al principio, los primeros organismos vivos en la Tierra, de los cuales todos descendemos, no necesitaban oxígeno. Lo que significa que nosotros tenemos que lidiar con algo que la mayoría de nuestros ancestros no, el lado peligroso del oxígeno.

De seguro estarán familiarizados con el óxido, o ese café que aparece en la manzana después de cortarlo en rebanadas, eso es el oxígeno reaccionando con los químicos expuestos, como el metal o la manzana, degradándolos en un proceso llamado oxidación. Verán, el oxígeno es un elemento ligero, que sigue la regla del octeto, y busca tener ocho electrones en su capa externa. Pero cada átomo de oxígeno solo tiene seis electrones, así que necesita dos más para completar.

Realmente adora combinarse con átomos donadores de electrones, como el hidrógeno, cuando tiene la oportunidad. Y esa tendencia generalmente nos ayuda, el enlace hidrógeno oxígeno (H-O) nos permite transformar los azúcares en energía en la respiración. Pero algunas veces, los científicos piensan que cerca del 2% de las veces, el oxigeno se sale de la regla. Así que en lugar de formar un compuesto estable se convierte en un radical libre.

Esta cosa se une con lo primero que se cruce en su camino. Puede reaccionar con la membrana celular o con las proteínas, incluso con tu ADN; y cuando lo hace, el radical libre cambia las estructuras de estas moléculas y en algunas ocasiones, dañándolas. Cuando una proteína de nuestras células sanguíneas es oxidada por un radical libre, la proteína cambia su forma y envía un mensaje al sistema inmune para que acabe con ella, en algo parecido a “una muerte piadosa”

Cuando los componentes de la membrana celular son oxidados pueden volverse menos permeables y se sabe que la oxidación del ADN puede provocar mutaciones, y en algunos casos desarrollar cáncer. Básicamente, el oxígeno está oxidándote por adentro. Esta constante amenaza de oxidación por los radicales libres es conocida como estrés oxidativo.

Y algunos científicos piensan que es un factor clave en el envejecimiento. Los radicales libres no son tan malos, nuestros glóbulos blancos los utilizan para eliminar agentes patógenos y algunos de ellos están involucrados en la señalización celular. Entonces, nuestros cuerpos hacen lo mejor de esta situación e intentan mantener el daño causado por los radicales lo mínimo posible. Es por ello que hemos encontrado maneras de evitar el estrés oxidativo al consumir antioxidantes, moléculas que inhiben la oxidación.

Muchos alimentos contienen antioxidantes como la vitamina B, vitamina C y beta caroteno; los cuales protegen a nuestro cuerpo de los radicales libres al neutralizarlos, dándoles algo con que unirse para que dejen a nuestras células en paz.

Oxígeno, no puedes vivir sin él, de hecho NO PUEDES vivir sin él, TIENES que vivir con él… haces un buen trabajo viviendo con él y me atrevería a sugerirte que no intentes vivir sin él.

Gracias por ver “The Sci Show”…

SALUDOS

jorge0289

Anuncios

Un comentario el “¡El Oxígeno Nos Está Matando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s