De vuelta a la vida (y no son zombies): los tardígrados.

Están casi en todos lados. No los puedes ver, pero ten por seguro que están ahí, en tu jardín, en los ríos, en los musgos… Y no, no estoy hablando de nuestras viejas amigas las bacterias ni de los misteriosos virus, sino de unos animales diminutos y muy, muy extraordinarios: los tardígrados.

Un ejemplar de tardígrado u “osito de agua”.

También conocidos con el apodo de “ositos de agua”, estos organismos están clasificados entre los parartópodos, que son parientes de los artrópodos (como los insectos, arañas y cangrejos), y hasta el momento se han descrito alrededor de 800 especies. Son muy pequeños, pues a lo mucho llegan a medir 0.2 milímetros. Su cuerpo ovalado está recubierto por una cutícula al igual que en los artrópodos, pero menos compleja, la cual está segmentada superficialmente en cuatro partes o segmentos. Poseen ocho patas, mejor referidas como lobópodos, y cada par de lobópodos coincide con uno de los cuatro segmentos de la cutícula. Sus lobópodos tienen dos caracteristicas que los hacen diferentes a las patas de los artrópodos: La primera es que no están articulados, por lo que sólo se pueden doblar en la unión entre el lobópodo y el cuerpo, lo que hace que su forma de caminar parezca un poco torpe y fue origen de su apodo, porque para August Goeze, su descubridor, se parecía al andar de un oso. La segunda es que tienen un set de uñas en cada pata que les facilitan el desplazamiento.

En el siguiente video se ve un tardígrado con su peculiar forma de caminar.

En estos momentos te estarás preguntando “Ok, unos animalitos pequeños que caminan chistoso, pero ¿qué tiene que ver esto con el título?”. Bien, lo más interesante de los tardígrados es su extraordinaria resistencia a las condiciones adversas del ambiente. Ya sea que sufran de deshidratación, el clima esté frío o algún otro factor, estos animales tienen la capacidad de entrar en un estado llamado criptobiosis, lo que significa que hay un cese de actividades en el cual no hay signos externos de actividad metabólica, ¡El osito de agua prácticamente se muere! Bueno, no, la verdad estoy exagerando, es importante señalar que no se muere, de hecho precisamente el punto de todo esto es evitar la muerte; simplemente el tardígrado se detiene, todas sus actividades tienen una pausa para esperar que las condiciones del ambiente sean de nuevo favorables y regresar a su vida cotidiana. Hay organismos más conocidos que hacen cosas similares, pero sin lugar a dudas no tan extremas: por ejemplo, los osos (los verdaderos osos) cuando hibernan disminuyen su metabolismo por meses en lo que pasa el frío; también hay algunas ranas que literalmente se congelan en el invierno y en la primavera se descongelan como si no hubiera pasado nada. Sin embargo, al lado de la criptobiosis de los tardígrados, estas curiosidades son de novatos.

Tardígrado en estado de criptobiosis. Esta forma es mucho más pequeña que la activa, y presenta sólo un 3% del agua que el tardígrado normalmente tiene.

Lo increíble de la criptobiosis no es sólo que el metabolismo prácticamente se detiene (en lugar de sólo disminuir como en los osos), sino su duración. La rana se puede congelar todo el invierno, pero el tardígrado literalmente puede pasar más de un siglo en estado de criptobiosis; de hecho hay un reporte de un museo en el que se encontraron tardígrados en criptobiosis sobre un ejemplar deshidratado de musgo de unos 120 años de antigüedad, los cuales con sólo recibir un poco de agua regresaron como si nada a la vida (o mejor dicho, a su actividad, pues habíamos quedado en que nunca se mueren realmente) [Brusca, 2003].

Y no sólo la duración de su estado de resistencia es sorprendente, sino también que son capaces de soportar condiciones muy extremas: temperaturas muy altas, sequías muy fuertes, fríos inclementes, altas cantidades de radiación… Incluso desde el 2007 se han hecho experimentos en los cuales los tardígrados son dejados durante unos días en el espacio exterior y sobreviven gracias a la criptobiosis. De hecho la investigación de los tardígrados en el espacio tiene todo un proyecto dentro de la Agencia Espacial Europea llamado Tardigrades in space o “TARDIS”.

Un punto importante de mencionar es que el fenómeno de los tardígrados no es como el de las bacterias que vivían en condiciones extremas, pues para tales bacterias esas condiciones de vida son las óptimas, mientras que para el tardígrado no lo son, prueba de ello es que necesitan entrar en criptobiosis para sobrevivir.

De alguna forma mi profesor de zoología encuentra parecido físico entre Stitch y los tardígrados, al parecer por las patas. Para mí la verdad no se parecen, pero a lo mejor para ustedes sí (Imagen obtenida de disneypicture.net).

Fuentes:

° Brusca, R. C. and Brusca, G. J. 2003. Invertebrates. Sinauer Associates, Sunderland, Massachusetts, 2nd edition.

° Tardigrade survival http://www.bryoecol.mtu.edu/chapters_VOL2/5-1Tardigrades_Survival.pdf

° TARDIS http://tardigradesinspace.blogspot.mx/

° http://www.disneypicture.net/r-stitch-175-lilo-and-stitch-1024×768-2733.htm

Anuncios

5 comentarios el “De vuelta a la vida (y no son zombies): los tardígrados.

  1. Jajaja recuerdo que alguna vez los vi en Animal Planet al Extremo ¡Obviamente ocupando el primer lugar!

    Te faltó decir que también soportan la radiación producida por (no me acuerdo cuantas) bombas nucleares

    • Tienes toda la razón. No tengo el dato de cuánta radiación soporten (vaya, el DNA es muy sensible a la radiación), pero de que soportan altas cantidades, la soportan.

    • En realidad el hecho de que puedan soportar días en el espacio implica que deben resistir altas radiaciones, ¿no? Por no tener la protección de la atmósfera.

  2. Hola
    Están increíbles estoy tardígrados, jamás había escuchado de ellos. Y bueno un comentario a manera de duda, se ha estudiado (aunque supongo que debe ser difícil) la composición de su piel, porque finalmente es todo el ser el que soporta todo tipo de inclemencias, no? Y bueno los humanos y seguro muchos otros animales, antes de empezar a “sufrir” consecuencias a nivel metabolismo de, por ejemplo, climas muy extremos, nuestra piel casi inmediatamente presenta daños fuertes.
    La otra, cómo es posible que disminuyan sus funciones tan extremamente? Es decir, no hay como un mínimo de porcentaje de algunas funciones que permiten mantener a un cuerpo vivo no?
    En fin como verán no soy bióloga, pero esto esta impresionante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s