NO más fábricas de microbios: Perspectiva médica.

¿Qué tal? Soy la invitada de hoy, ¿mi nombre? Eleana. ¿Qué en dónde estudio? En la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, BUAP. ¿Y que qué estudio? Medicina. ¿Y por qué me gusta la ciencia? ¡Bah! No me gusta. ¡Me enloquece! Digamos que cierto amor desmedido me ata hacia ella (Aunque los sentimientos no tienen unidad). Y por eso estudio medicina, me cautiva cómo funciona el cuerpo humano, cómo se comunica, cómo responde ante ciertos estímulos, cómo es que sabe cuando reaccionar, cuándo expresar ciertos marcadores, receptores para que lleguen los ligandos y se produzcan mecanismos, la célula, las enzimas (Dios según un doctor). Y aunque me falta cursar materias eje como la otra mitad de fisiología, me resulta tan agradable saber que en las ciencias médicas están las respuestas que giran entorno al cuerpo humano. A fin de cuentas están muy relacionadas ciencias como física y química. ¿Te gusta buscar las respuestas a ciertos fenómenos? ¡Genial a mi también! No sólo es el por qué, agrégale el cuándo, dónde, cómo, y demás interrogantes. La ciencia es al menos para mí sinónimo de tener una parte del gran todo en la palma de mi mano.

El mundo que habitamos siempre estamos estableciendo relaciones con los demás seres que habitan en el planeta: animales domésticos, animales de criaderos, otros animales con los que establecemos contacto directa o indirectamente incluso, aunque no lo queramos así, hasta con los microrganismos que nos hacen enfermar (agentes infecciosos) que buscan en nosotros la supervivencia y continuidad de su propia especie: la finalidad de cualquier organismo que habite la Tierra y este propósito casi siempre no resulta ventajoso para nosotros. Sin embargo una vez más, la organización compleja de cada uno de los sistemas constituyentes del cuerpo humano declaran la perfección de máquina que somos. La alta especificidad de la unidad básica tanto estructural y funcional de cualquier organismo vivo, provee el grado de complejidad real con el sinfín de actividades y mecanismos por los cuales nos mantenemos con vida; ustedes leyendo, comprendiendo lo leído y sería bueno hasta imaginarlo, y por mi parte (en un pasado) tratando de organizar las palabras para que sean comprensibles, revisando mis libros, recordando clases, buscando material para la entrada.

Pero resulta que dentro de esa perfecta organización funcional y estructural caemos en la falla. ¿Será por el no tan simple hecho de ser seres humanos? ¿Por qué enfermamos? Después de la anterior introducción es claro el por qué, o ¿no es así? Siempre que una célula falle se desata una respuesta que no es fácil de explicar puesto que por un lado actúan mensajeros químicos, células activadas por ellos y otras más que hacen su trabajo independiente y esto se hace casi al mismo tiempo. De mi parte se me antoja compartir con ustedes dos temas que en potencia resultan tan interesantes partiendo de la introducción y debato sobre que escribir.

Bien, les quiero hablar sobre esa parte mala por naturaleza cuando además de burlar nuestro sistema anti-extraños (inmunológico que nos mantiene a salvo, salvo cuando reacciona contra componentes del propio organismo [enfermedad autoinmune, otro tema maravilloso] o se pasa de deficiente), por culpa de nuestros hábitos y formas de vida nos volvemos susceptibles a adquirir un agente infeccioso, enfermar gravemente y correr el riesgo de morir.

Para un médico la tarea encomendada no es solo dar pastillitas para proveer alivio a los dolores que aqueja al paciente. El hecho de lidiar contra una infección ya sea por un simple virus hasta bacterias, protozoarios, gusanos (helmintos) y/u hongos es una tarea que implica: 1) Aliviar las molestias de los pacientes; 2) Buscar quien es el responsable del daño; 3) Medicar contra el parásito 4) Imaginar cómo es que su paciente enfermó 5) En ciertos casos tratar a la familia del paciente.

Lo que a mi parecer resulta increíble es el punto cuatro. ¿Cómo rayos me enfermé? De allí que al darme cuenta que los ciclos biológicos de un organismo tienen cierta importancia para saber como es que enfermamos.

Ejemplos: Un virus amigable, virus rino, responsable más frecuente del resfriado común. Amigable porque no causa más que estornudos, flujo nasal (rinorrea), obstrucción nasal, dolor en la faringe, cefalea y malestar en general sin fiebre y remiten rápido. Sin embargo nos contagiamos por no tener el hábito tan sencillo de lavar nuestras manos (gotitas aerosolizadas) y hay quienes dicen que por saludarnos de beso.

Una bacteria, Vibrio cholerae, realmente maléfica si no es atendida a la brevedad. ¿Cómo podríamos adquirir este agente mortal? Se habla del hábitat del parasito en ríos y mares, propagándose en alimentos y agua contaminada. Pero hay algo realmente importante que se me ha pasado comentarles. La dosis infecciosa (inóculo) es alta a diferencia del virus rino, por lo tanta el contagio directo es decir de una persona a otra es un suceso raro.

Hasta aquí no hemos visto nada asombroso o al menos para mí. El siguiente bloque de parásitos deja en claro la complejidad de sus ciclos biológicos.

Una enfermedad que para un producto en gestación resulta fatal. Toxoplasmosis es una enfermedad transmitida por gatos (animales que no me simpatizan) y no es necesario que te arañen o muerdan. La desagradable diseminación de los restos de sus heces por tu casa, obviamente con un gato infectado por este parásito y la manipulación anti-higiénica de los alimentos puede cambiar drásticamente la vida del futuro bebé.

Pero, ¿por qué no un perro? El término tropismo se refiere a una afinidad por cierto tipo de células y tejidos. Así que en los gatos, Toxoplasma gondii completa su ciclo manteniendo la vida de su especie.

En cuanto a los helmintos, les platicaré lo que algún día escuché en una clase de parasitología y me tomó por sorpresa. Hymenolepis diminuta, parásito del que se escribe no tan frecuentemente por ser raros los casos y curiosa la forma de infección, es un cestodo, pariente de la solitarias (tenias) pero de ratas y ratones; animales que juegan (al igual que el gato para la toxoplasmosis) el papel de hospederos definitivos porque en ellos se lleva a cabo la reproducción sexual y así completar el ciclo. ¡Pero no comeríamos ratas! Pero si accidentalmente una pulga que ingirió los huevos que expulsa el hospedero definitivo, infectándose y para fortuna tuya cayendo a los frijoles que comerías.

Y para los honguitos sistémicos, es decir que invaden totalmente tu sistema y si resulta serio, la vía de transmisión es siempre aérea pero afecta frecuentemente a personas inmunodeficientes. Y depende de donde te hayas infectado es posible determinar quien es el responsable. Y por otro lado tenemos a los superficiales que suelen proliferar cuando nuevamente no tenemos la higiene necesaria.

Finalmente la moreleja que puedo compartir con ustedes es: Manténganse aseados, procuren guardar buenos hábitos ya que en gran medida depende su salud de un momento a otro. Sin embargo no quiero que crean que todo puede los puede infectar, recuerden y siempre tengan en mente, que si ustedes colaboran con su organismo para mantenerlo saludable; nutriéndolo favorecen que aparatos y sistemas como el inmunológico desempeñen bien sus funciones y los salvaguarden de enfermar gravemente. ¡Ojo con eso! Y Por favor evita ser una fábrica de bichos no deseados.

Referencias:

Rev Cient Cienc Med 2010;13(2): 94-98

Microbiología Médica, Patrick R. Murray

Parasitología Médica. J.Tay

Micología médica ilustrada. Roberto Arenas

Índice de imágenes:

Enlistadas por el orden en el que aparecen:

[1] http://www.ensenandoacomeramihijo.com/?p=568

[2] http://www.biologia.edu.ar/viruslocal/virus.htm

[3] http://en.citizendium.org/wiki/toxoplasma_gondii

[4] http://www.letralia.com/ciudad/carrizales/gatos.htm

[5] http://catalog.nucleusinc.com/generateexhibit.php?ID=8827

[6] http://www.stanford.edu/class/humbio103/ParaSites2002/hymenolepsis/index.htm

Anuncios
de imperioinvita Publicado en Medicina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s