Luciérnagas

Hola, qué tal? Siento esto que voy a hacer, pero voy a dejar a la chinche hasta aquí. Lalalala. Pero bueno. Este fin de semana pasado me fui a con una amiga a una especie de campamento de montañistas de la universidad, a un pueblo cerca de mi ciudad natal.

El poblado se conoce como Totomochapan, y allí hay como un sitio para acampar. Pero a lo que voy es que, en ese lugar, hay un “sótano”: un gran agujero por donde pasa el cauce de una cascada. En la noche, curiosamente, se llegan a juntar muchísimas luciérnagas, haciendo un espectáculo muy padre. Entonces, en esta entrada me encargaré de hablarles un poco de las luciérnagas.

Los biolocos biólogos de este blog me matarán por este tipo de descripciones tan austeras pero, ¿les parece si dejamos a la luciérnaga como bichito que tiene lucecita?¿qué tal?. Ok no, al menos seamos levemente severos en ese aspecto: una luciérnaga es un coleóptero que tiene la capacidad de emitir luz.

20120228-011104.jpg

La imagen de arriba muestra una de las más de dos mil especies de luciérnagas que hay en el mundo. Aunque parte de su morfología es distinta, tienen una cosa en común: son capaces de producir luz en ciertos colores gracias a una reacción química que describiré en el siguiente post. Ok no, sigamos (:. La luz es producida en el abdomen bajo de estos insectos mediante una reacción química que involucra principalmente dos sustancias: un sustrato, llamado luciferina, y una enzima, luciferasa. Se muestra a continuación la estructura de la luciferina.

20120228-014925.jpg

La luciferina reacciona con la luciferasa, una enzima bioluminiscente con una masa de 62 kDa. Ésta cataliza una oxidación en la luciferina, cuyo mecanismo se muestra a continuación.

20120228-021157.jpg

Creo que el mecanismo de arriba está bastante claro: en la reacción a, se tiene que… Ok, no se ve claro, dejen subo la reacción correspondiente a a.

20120228-021809.jpg

Ahora sí: la reacción a del mecanismo se observa arriba: en presencia de la luciferasa, de catión magnesio dipositivo y de ATP, se obtiene la adenil-luciferina. Posteriormente, la luciferasa abstrae un hidrógeno y monooxigena a la molécula. El oxígeno negativo formado reacciona con el carbonilo, desplazando la parte de la adenina, y finalmente ocurre un desprendimiento de dióxido de carbono para obtener la oxiluciferina en su forma ceto. Aquí ocurre algo conocido como tautomería ceto-enol: esto es, que un grupo cetona puede llegar a volverse un grupo alcohol unido a un doble enlace. Gracias a eso se obtiene la forma final de la oxiluciferina.

Tanto la forma ceto como la forma enol de la oxiluciferina liberan energía, pero, como se muestra en el mecanismo, no liberan la misma. Esto se debe a un efecto conocido como resonancia. Entonces, dejo dos términos para aclarar para dentro de esta semana: resonancia y tautomería ceto-enol. Gracias.

Anuncios

3 comentarios el “Luciérnagas

  1. Otra cosa, no tengo aún muy claro la forma final de la oxiluciferina, he consultado algunos artículos y aparece como forma final que el doble enlace (del heterociclo de cinco miembros) entre C-C se traslada al oxígeno formando el carbonilo… ¡? me gustaría saber al respecto, o como indicaba en el anterior comentario una bibliografía para seguir consultando. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s