Orina: el ultrafiltrado del plasma sanguíneo

¡Hola! Soy Jesús, pero me pueden decir Chuy. Soy amigo de Ari, quien me ofreció un espacio en este blog para poder compartirles un pequeño artículo científico. Acabo de iniciar la carrera de medicina en la Universidad Panamericana. Una de las materias que más me gusta de este increíble mundo de la salud y la enfermedad es la histología, ya que es increíble poder meterse en el mundo de lo microscópico. Poder escoger un tema para este blog era muy difícil para mí, ya que todos son extraordinarios. De una larga lista de temas, entre los cuales estaba el tejido nervioso, el sistema inmunitario y el ojo, escogí el riñón.

El riñón es un órgano retropertioneal (quiere decir que está detrás del peritoneo: una membrana serosa que cubre las vísceras del abdomen). El riñón se encarga de diversas funciones en el organismo entre las cuales están: controlar la homeostasis del agua y las sales, regular el equilibrio ácido-base, eliminar productos del metabolismo como proteínas y sustancias nitrogenadas (urea y ácido úrico), controlar la tensión arterial, entre muchas otras. El riñón está constituido por una corteza y una médula. La corteza es el espacio más superficial del riñón que mide cerca de 10mm de espesor. Se encuentra separada por una serie de rayos medulares (conductos colectores que desembocan en la médula). La médula se encuentra en la parte más cercana al hilio renal (el sitio de entrada y salida de vasos sanguíneos y de conductos). Ésta se encuentra dividida en pirámides, cuya base se orienta hacia la corteza y cuyo vértice termina en la papila renal (lugar donde desemboca el ultrafiltrado final del plasma sanguíneo, también conocido como orina).

Pero, ¿cómo se forma la orina?

La vascularización del riñón es un tanto compleja, si me explayo mucho, creo que el artículo sería muy largo. Así que sólo mencionare que llega una arteria aferente al corpúsculo renal (la estructura encargada de realizar la ulrtafiltración de la sangre en la nefrona, unidad básica del riñón) y que sale una arteria eferente de esta misma estructura. El corpúsculo renal está formado por la cápsula de Bowman formada por un epitelio y el glomérulo, un pequeño ovillo de capilares. La cápsula de Bowman cuenta con dos hojas, una visceral, pegada al glomérulo y una parietal, separada de la hoja visceral por el espacio capsular o de filtración.

Corpúsculo renal

Corpúsculo renal

 

La hoja visceral de la cápsula está formada por podocitos; células epiteliales que poseen pedicelos, pequeñas prolongaciones, y que se encargan de la ultrafiltración del plasma sanguíneo. Los espacios entre los pedicelos se conocen como diafragmas de hendidura. En la membrana de los pedicelos que se encuentra formando estos espacios se encuentran proteínas que regulan la filtración como son: podocalixina, la P-cadherina y la nefrina. Esta función es muy compleja y se debe gracias a la lámina basal entre los podocitos y los capilares, la cual está formada por la lámina rara externa (la lámina de los podocitos), la lámina densa  (una lámina intermedia) y la lámina rara interna (la lámina del endotelio de los capilares). Algo importante de recalcar es que los capilares del glomérulo son capilares fenestrados (que poseen fenestraciones, una especie de poros en las membranas del endotelio del capilar).

En la fotografía de abajo se puede observar la ubicación de las tres fases de la filtración: el endotelio con fenestraciones (F), membrana basal glomerular (MBG) y epitelio visceral, formado por los podocitos (P) que dejan ver el diafragma (D) entre los pedicelos.

En este proceso se filtra agua, pequeños polisacáridos como el hidófilo inulina, calcio y moléculas con carga positiva. Las moléculas con carga negativa como las proteínas (entre ellas la albumina) no pueden atravesar este sistema; si lo logran hacer es por varias razones patológicas. Una puede ser debido a que hay un síndrome nefrótico congénito en el cual las proteínas se expulsan a través de la orina. Otro es la hipertensión arterial, la cual en pacientes diabéticos puede causar una insuficiencia renal debido a que engrosa al glomérulo (debido a que hay una mayor presión en los capilares) lo que lleva a un fallo en el sistema de filtrado y permite que la albúmina pueda filtrarse en la orina. Los estudios de microalbuminuria pueden medir estos valores.

Continuemos con el trayecto de ese ultrafiltrado del plasma. Después de los corpúsculos renales, el filtrado pasa al túbulo contorneado proximal. En  este túbulo se lleva a cabo la reabsorción del 70%-80% del agua y el sodio filtrados. También se recupera glucosa y algunos aminoácidos que pudieron haber pasado. (ajá, el cuerpo es más listo de lo que creen, no quiere perder agua , glucosa, ni sustancias que le son útiles). También secreta componentes ácidos orgánicos como urato y oxalato. En el síndrome de Fanconi, un defecto génico, los túbulos contorneados proximal se encuentran afectados y no pueden realizar su función de reabsorción, por lo cual se presenta glucosuria (glucosa en la sangre) y poliuria (eliminación de grandes cantidades de orina debido a la no reabsorción de agua) lo que lleva a una deshidratación.

Seguimos el recorrido con el asa de Henle, el cual está formado por dos porciones: la descendente y la ascendente. La principal función del asa de Henle es llevar a cabo el sistema multiplicador de contracorriente. El asa de henle va de la corteza a la médula (la parte descendente) y de regreso (la parte ascendente).  En la porción descendente, el túbulo es permeable al agua, pero impermeable a sales. Debido a que la médula presenta una osmolaridad mayor que la corteza, esto permite que salga agua de la estructura. La porción ascendente es impermeable al agua, lo que impide que regrese el agua del medio externo, la cual había salido previamente. También es permeable al sodio, lo cual permite que al ir de un medio con mayor osmolaridad a un medio con menor osmolaridad  el sistema busque un equilibrio y debido a que es impermeable al agua, su única salida es sacar sales que ingresan al intersticio. Esto permite que la orina se encuentre más concentrada, es decir, que haya una mayor cantidad de desechos en un menor volumen (esto permite al organismo no perder mucha agua, la cual le es necesaria).

Al ascender el asa de Henle, se acerca al glomérulo inicial de la nefrona. La siguiente estructura va a ser el túbulo contorneado distal, el cual va a estar en contacto con el glomérulo, formando una región conocida como mácula densa. Esta placa esta formanda por un epitelio que está en contacto con la arteriola aferente del glomérulo. La mácula densa forma parte del aparato yuxtaglomerular, del cual tenía planeado hablar, pero creo que me reservaré las ganas debido a que creo que ya me estoy extendiendo mucho en este artículo y lo haría muy tedioso para ustedes. Simplemente mencionaré que en el túbulo contorneado distal puede haber una reabsorción de sales bajo la acción de la aldosterona cuando por alguna razón la tensión arterial se encuentra baja.

El conducto colector papilar o conducto de Bellini es el último sistema. En este conducto puede haber una última reabsorción de agua por parte del organismo, la cual está regulada por acuaporinas (canales de agua) que se abren por la acción de la hormona antidiurética. El conducto de Bellini lleva la orina desde la corteza, pasando por la médula, hasta las papilar renales (el lugar en donde se drena la orina).  El trayecto de la orina no termina aquí continúa con los cálices menores, los cálices mayores, la pelvis renal, el úreter, la vejiga y la uretra (pero esa será otra historia).

Y aquí termina este artículo. Sé que es un poco largo, pero espero que les haya gustado. Acepto comentarios y díganme si se les hizo un tanto tedioso. Había muchos otros aspectos que quería mencionar en torno al riñón como detallar más sobre el eje renina, angiotensina, aldosterona; pero me pareció que eso iba a extender mucho más el artículo. Espero que quizá que en  el futuro tengo la oportunidad de hablar sobre el eje renina-angiotensina-aldosteron u otros aspectos tan interesantes de la medicina. Saludos a todos y recuerden que “Los conceptos y principios fundamentales de la ciencia son invenciones libres del espíritu humano.”

Bibliografía:

Welsh, U., Histología, Editorial médica Panamericana, Madrid, España, 2010, págs. 449-468

Anuncios

2 comentarios el “Orina: el ultrafiltrado del plasma sanguíneo

  1. Hola, yo nunca había pensado a la orina como un ultra filtrado, creía que era un proceso más simple… confieso que en algunas partes tuve que retroceder a las imágenes para entenderle un poco mejor…

    SALUDOS

  2. Muy bueno para entender la función general de todas las estructuras anatómicas anatómicas del riñón.
    ahora puedo entender todo mejor.
    Muchas Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s