Erupciones solares

En la antigüedad se creía que los astros y lo que existía en el cielo era absolutamente perfecto, inmóvil y armonioso. Creían en órbitas circulares (o más bien círculos en círculos) pues el círculo es perfecto,  y en que los planetas y las estrellas eran esferas perfectas y en absoluta armonía. Hoy en día, se sabe que esto no es cierto, los planetas no son esferas perfectas y las órbitas menos son circulares. También se sabe que las estrellas son más complicadas de lo que se creía, aunque mucho más hermosas. Quizá no sean la perfección que antes de definía como inmóvil, pero son perfectas en el sentido de que funcionan de manera maravillosa.

Galileo al ver por primera vez con detenimiento el sol, notó unas manchas particulares en él. Esas manchas solares son grandes regiones en las que ocurren muchas erupciones solares, que es precisamente este tema.

El sol es una esfera (casi) de plasma con elementos fusionándose, y creando cantidades masivas de energía. De vez en cuando, partículas cargadas interaccionan con este plasma expulsando una gran cantidad de energía que se puede ver como grandes espirales de plasma en la corona del sol (la parte más exterior), a pesar de que afecta a todas las capas. Es un gran espectáculo, pues el espiral se ve en varias longitudes de onda (por ejemplo, rayos gamma y rayos x). He aquí un video de cómo se ve una erupción solar:

En la erupción hay involucrados campos electromagnéticos muy intensos, además de la liberación de iones, y otras partículas muy aceleradas. A todo esto que se libera se le conoce como viento solar.

Ahora uno se puede estar preguntando: Si se liberan tantas cosas y a tan altas velocidades, ¿le llegan a la Tierra? Y la respuesta es, ¡claro que sí! Ahora han de estar un poco asustados, es decir, el hecho de que nos llegue tal cantidad de energía podría hacerle creer a uno que lo podrían lastimar. Para ello, primero tendrían que pasar el bastante intenso campo magnético de la Tierra, que trataría de desviar a esas partículas. Si logra pasar ese campo, entonces hay que preocuparnos, pero no por nosotros, a los seres vivos no les pasa nada (siempre y cuando no anden en el espacio muy divertidos); no, nos tenemos que preocupar por nuestros celulares, nuestras consolas de videojuegos y de nuestras computadoras, es decir, de la tecnología.

Tales descargas de energía se pueden ver en la Tierra como los maravillosos espectáculos de las auroras boreales (si quieren leer más, está el artículo de Alex: https://imperiodelaciencia.wordpress.com/2011/09/30/la-bella-durmiente/). Dada la forma del campo magnético de la Tierra, la mayor parte del viento solar que atraviesa a la Tierra se va a los polos. (imagen) Aunque ha habido casos en los que el viento solar es tan fuerte que se puede ver una aurora boreal en latitudes más pequeñas, causando problemas con la luz o cosas así. Así que cuando vean una aurora boreal en la ciudad, abracen a su perrito.

Las zonas en las que más ocurren las erupciones solares son en las manchas solares, las mismas que vio Galileo. Como el Sol rota también sobre su propio eje (y curiosamente, no lo hace homogéneamente), las manchas solares no siempre andan apuntando a la Tierra, y no nos manda el viento solar. Cada 11 años se vuelven activas, y ¿qué creen? Ya casi nos toca que estén activas las manchas solares de nuevo.

Las erupciones solares más que peligrosas son bonitas, pues, ¿cómo no apreciar lo que se vio en el video? Una aurora boreal significará que quizá un celular no funcione, pero… ¡qué espectáculo sería ver una en la ciudad!

Anuncios

6 comentarios el “Erupciones solares

  1. ¡WOW! En Discovery Channel llegué a ver una vez un programa que trataba sobre qué pasaría en una Magapolis como NY si una Erupción Solar gigantesca llegara a la Tierra. En pocas palabras: CAOS. Desde problemas con los controladores aéreos (y tal vez accidentes de aviones) y semáforos hasta problemas con computadoras y plantas eléctricas. ¡Sería de locos! Pero eso me lleva a preguntar… ¿Sabes, Ari, si las erupciones son predecibles, al menos en el rango de algunos minutos? Si fuera así muchos problemas se evitarían, ¿no? Y se podría disfrutar más del expectáculo. Pero yo desconozco si es que hay manera de predecir al menos con una incertidumbre no tan grande como un año, la actividad de esas manchas. Ya mero toca el ciclo de 11 años, pero, por ejemplo, ¿sabes si se puede anticipar si sucederán en Marzo o en Agosto?

    • Sí hay personas dedicadas a monitorear la actividad solar, pero según yo no son tan predecibles, digo, creo que son días de anticipación.

  2. Muy interesante, como siempre redactado con un estilo muy particular tuyo hehe. Una pregunta ¿Cómo los vientos solares afectan a la tecnología? ¿qué le hacen a los aparatos electrónicos?

    • Gracias por el comentario, me encantó :). Con respecto a tu pregunta, por ejemplo, no dejan que haya corriente en la Tierra y eso hace que se vaya la luz. Ya ha pasado en varios lugares. Además, no dejan a las pesonas comunicarse por celulares pues afectan a las ondas electromagnéticas.

  3. Pingback: Vinimos en son de paz « Imperio de la Ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s