Lago Vostok, el lago más extraño del planeta.

En la Antártida se encuentra enterrado bajo 4 kilómetros de hielo, un lago sub-glacial que ha permanecido aislado por al menos 14 millones de años. Debido a estas condiciones, el lago se debe encontrar sobresaturado de oxígeno —unas 50 veces más de lo que se puede encontrar en un lago típico de nuestros días—, convirtiéndolo en un ambiente único para encontrar extrañas formas de vida que pudieron haber evolucionado lentamente o haber evolucionado en especies completamente diferentes a las que hoy conocemos.

Desde el año 1990, el Instituto de Investigación de la Antártida y la Antártica en San Petersburgo (Rusia), han empezado a horadar un agujero que les permita alcanzar dicho lago para poder investigarlo. Sin embargo, en muchas ocasiones el proyecto fue detenido debido al miedo de contaminar este ecosistema único en el mundo. En 1998 el miedo fue tal que el agujero excavado en 8 años fue cerrado completamente. Sin embargo, un grupo de investigación ruso ha conseguido la autorización de la Secretaría del Tratado Atlántico.

Diagrama.

Durante los últimos años se ha venido excavando hasta alcanzar el lago Vostok, sin embargo es una tarea sumamente difícil ya que el hielo no se mantiene estático en el mismo lugar por siempre, tal como si fuera un río tiene una corriente, un flujo que desplaza la gran masa de hielo deformando el agujero. Por otro lado, debido a las condiciones climáticas, las excavaciones sólo se realizan durante el verano antártico.

Pero, ¿Por qué es tan importante investigar este lago?

Como son condiciones muy diferentes a las condiciones climáticas para todos los organismos de nuestro planeta, podríamos encontrar alguna forma de vida diferente a la que conocemos. De ser así, podríamos suponer  que existe la posibilidad de encontrar vida en otros planetas.

Debido a la similitud de las condiciones del lago a las que se podrían encontrar bajo la corteza helada de algunos cuerpos del Sistema Solar como Europa, una luna de Júpiter, el confirmar que la vida puede sobrevivir en el lago Vostok supondría reforzar los argumentos a favor de la presencia de vida en entornos parecidos fuera de la Tierra, proporcionando en cualquier caso un entorno útil para probar y desarrollar la tecnología necesaria para realizar este tipo de exploraciones.

Diagrama b

A principios del 2010 el jefe de la expedición antártica Rusa, Valery Lukin, anunció que a su equipo de investigadores rusos sólo le restaban 100 metros de hielo por perforar para alcanzar el agua del lago. De acuerdo a Lukin, el nuevo equipamiento desarrollado por investigadores del instituto físico nuclear de St Petersburgo permitiría asegurar que la investigación no provocase la contaminación del lago. Los científicos esperan alcanzar el lago entre el 2010 y 2011. Para la expedición del 2011-12, han planeado alcanzar el lago taladrando los 120 metros de hielo restante, a una velocidad máxima de 4 metros por día.

Si les interesa saber sobre las sopresas que depara el Lago Vostok y seguir esta exploración, aquí pueden encontrarlo http://www.ldeo.columbia.edu/~mstuding/vostok.html