Criaturas inmortales

Él no es el único.

No. No me refiero a ESE tipo de inmortales. Tampoco estoy hablando de los cangrejos, cuya supuesta inmortalidad parecer ser muy popular en las cabezas de la gente pensativa y despistada.

Yo pensaba más bien en… ellos:

Les presento al osito de agua, mejor conocido entre los nerds de la zoología como tardígrado. Pero, ¿que hace tan especial a esta horrible, patética y minúscula cosa?

Los tardigrados, parientes lejanos de insectos y arañas, podrían no parecer muy interesantes. Y podrían tener razón. El más grande de ellos no sobrepasa 1 milimetro de largo. Son criaturas acuáticas, pero son tan pequeñas que sus hábitats naturales no son ni los mares, ni los lagos, ni los ríos… ni siquiera los charcos: la mayor parte de los ositos de agua suelen vivir en las gotas de rocío de las plantas y en la delgada película de agua que se forma sobre los musgos. Son tan insignificantes que, fuera de sistemas básicos de alimentación, reproducción y locomoción, Madre Naturaleza ni siquiera se tomó la molestia de dotarlos de órganos internos o de alguna clase de sistema circulatorio, respiratorio, nervioso, etc… Además de eso, no tienen una vida para nada interesante. Son animales de movimientos extremadamente lentos que pasan su vida alimentandose de las células de las plantas sobre las que viven y de otros animalejos aún más pequeños que ellos.

Pero lo interesante de los tardígrados no es su forma de vida. Cuando la película de agua en la que viven se seca, estas criaturas por completo dependientes del agua ven amenazado su relajado estilo de vida, por lo que han desarrollado un increíble forma de supervivencia. Llegado el momento, los ositos de agua pueden perder más del 80% de su peso corporal en agua y entrar en un estado conocido como criptobiosis. ¿Creen que las cucarachas son difíciles de exterminar? Cuando un tardigrado entra en estado de criptobiosis, puede soportar cualquier cosa que Dios le pueda arrojar: sequías, inundaciones, cambios extremos de temperatura, presión, pH, concentración, radiaciones… Se han encontrado tardigrados pegados al fuselaje de las naves espaciales recién ingresadas a la Tierra y aún en estado latente. Y tal vez no sean capaces de combatir contra Lion-O, pero estos animalitos pueden permanecer en este estado hasta por más de un siglo, hasta que las condiciones sean las adecuadas para ‘revivir’ y continuar con su sencillo estilo de vida.

Así que ya saben, la próxima vez que intenten juzgar o subestimar a algún ser vivo por su tamaño o sencillez, recuerden que hasta la criatura más modesta de la naturaleza puede llevar a cabo uno de los procesos más increíbles del reino animal y tener el secreto de uno de los más grandes sueños de la humanidad: ¡la (casi) inmortalidad, bwjajajajajaja!

- Esta es mi primera entrada en forma para este respetado blog. El que me hayan invitado a publicar en El Imperio me resulta tan emocionante como cuando Spider-Man fue invitado a unirse a los Vengadores. Al igual que los tardigrados, es pequeña y modesta, pero espero sea del agrado de ustedes.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s