¿Cómo se hacen los bebés?

¡Hola Imperio! Yo soy Eliana Granados Aguilar, estudio Medicina en la BUAP, y desde ahora seré una nueva colaboradora en este blog, me encanta la ciencia, el rock, la buena literatura y la neurología. Próximamente les estaré hablando de temas distintos referentes a las maravillas del ser humano, ¡Disfrútenlo!

Al ser mi primera entrada como autora “oficial” quiero hablarles un poco de cómo se hacen los bebés. Sí, además de aquel proceso en que se involucraron mamá y papá para que naciéramos nosotros… Pero, ¿Qué es lo que pasa después, dentro de mamá?

Este es un proceso muy interesante.

Todo comienza con la fecundación, la unión de las gametas (ovocito y espermatozoide, respectivamente) las cuales son haploides, es decir, tienen la mitad del material genético de una célula normal, al ocurrir esta unión, se recuperará el número diploide (46 cromosomas, 23 de mamá y 23 de papá) y se forma el huevo.

PERIODO EMBRIONARIO

Este huevo viajará por la trompa de Falopio hacia el cuerpo del útero, mientras lo hace, se irá dividiendo en células llamadas blastómeras, primero 2, luego 4, 8, 16… Ahora el huevo se llama mórula. Al tener 32 células, la mórula comienza a llenarse de líquido en el centro, y se forma el blastocisto, que tendrá dos partes:

Trofoblasto: Formará placenta, amnios y corion (la pecera del bebé)

Embrioblasto: Formará el embrión propiamente dicho.

En esta etapa, el blastocisto se pega al endometrio y se “entierra” en él para implantarse del lado del embrión. Vamos apenas en el día 6. Mamá aún no tiene idea que está embarazada.

Comienzan a proliferar las células del embrioblasto hasta formar dos capas, también se forma el saco vitelino, que es una bolsita que servirá para nutrir al embrión en estas etapas, después se “mete” y formará el intestino primitivo. En el adulto permanece como el Ligamento umbilical medio.

En la tercera semana es cuando ocurren los cambios más interesantes, y coincidirá con el primer periodo menstrual faltante, eso significa que mamá comenzará a sospechar de su embarazo.

Se forman las tres capas germinativas: Endodermo, Mesodermo y Ectodermo, inducidas por una estructura llamada Notocorda, que marcará el eje axial del embrión, en el adulto permanece como el núcleo pulposo de los discos intervertebrales. De estas tres capas proliferarán TODOS los órganos y estructuras del cuerpo, sólo la membrana bucofaríngea y la membrana cloacal (futuros boca y ano, respectivamente) permanecen bilaminares.

Gastrulación

Del mesodermo se formarán unos cubitos que van a cada lado de la notocorda, llamados somitas, los cuales se dividirán posteriormente en “partes”: El Miotoma, que formará los músculos axiales, el Dermatoma, que dará origen a la dermis de la piel y el Esclerotoma, que terminará como los huesos de la columna vertebral y el esqueleto axial. Estos cubitos también servirán para determinar la “edad” del embrión. También se forma el mesodermo cardiógeno, un par de tubitos que originarán el corazón, el cual comienza a latir al día 22.

Del ectodermo, comenzará a formarse la placa neural, que originará el cerebro y la médula espinal. Esta placa se curva hacia dentro y comienza a cerrarse en el centro, como un tubo, continúa cerrándose hacia los extremos formando los neuroporos craneal y caudal. En esta etapa el embrión  es muy susceptible, y de no cerrarse estos poros, ocurrirán malformaciones muy graves que terminan en aborto o en muerte pocas horas después del nacimiento. Ahora el embrión mide de 2 a 3.5 mm.

Hay que mencionar que estos cambios son simultáneos y estas semanas son de suma importancia, porque es cuando se pueden dar las malformaciones (periodo teratogénico, 4-8 semanas)

El embrión se curvará y se cerrará, formando una estructura un poco más “humana”. En la 6ª semana comienzan a formarse los esbozos de los brazos y de las piernas, comienzan como una aleta, luego se verán los dedos, pero estarán unidos por una membrana (como los de un pato), para finalmente separarse. Se forman los ojos, los oídos y el embrión tiene una cabezota, porque el cerebro se desarrolla rápidamente. Para esta etapa, el bebé ya está en su “pecera” que son el corion y el amnios, unidos a la placenta por el tallo de conexión o cordón umbilical, que le proveerá la nutrición necesaria desde mamá. En la 8ª semana apenas medimos de 2.5 a 3 cm. Aquí termina el periodo embrionario, y a pesar de las medidas, el bebé ya casi está formado completamente.

PERIODO FETAL

A partir de la 9ª semana comienza a ser más lento el desarrollo, ahora aumenta de longitud el cuerpo y la cabeza ya se ve más proporcionada. Los genitales aún son ambigüos, es decir, parece niño y niña a la vez, comienza a producir orina, que la excretará hacia la cavidad amniótica y la deglutirá, esto indica maduración de riñones, sistema digestivo y nervioso (acción de deglutir). Tranquilos, la orina es estéril…

Para la semana 12 ya puede verse el sexo. Continúa creciendo, ¡En la semana 20 apenas mide 19 cm y pesa 460 g! Comienza la “vivificación del feto” osea, da pataditas y se mueve dentro de la cavidad.

Maduran los pulmones, abre los ojos (semana 26-29) y es posible que nazca, pero la mortalidad es muy alta.

De la semana 30 a la 38 ya sólo falta que el bebé aumente de peso y de longitud, para esperar el feliz nacimiento.

Y sí, todo eso y más cosas pasaron dentro de la panza de mamá, ¿Qué bonito no?

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s