El Auge y Caída de los Compuestos Orgánicos de Plomo

La historia detrás de cada compuesto químico es fascinante, algunas veces inverosímil, curiosa, feliz o triste. Sin importar los matices, todas son interesantes. Pero siempre existe al menos una historia de la que no estamos orgullosos, que quisiéramos borrarla y no podemos; y en la ciencia sucede lo mismo.

Esta historia es acerca de los compuestos de organoplomo, es decir aquellos compuestos en donde existe un enlace plomo–carbono. En la química, existe un área denominada organometálica que se encarga de estudiar las características y reactividades de los compuestos de carbono unidos a un metal (es una definición bastante general e imprecisa, pero para el objetivo de esta entrada, podremos aceptarla)

Los compuestos organometálicos ya se preparaban desde mediados de 1 800, y varios químicos comenzaron a ver qué tipo de compuestos podrían llegar a obtener. Prepararon compuestos organometálicos de cinc, estaño, mercurio, etc.

Entre ellos aparecieron los de plomo por el año 1 853, uno de los primeros en reportarlo fue Carl Jakob Löwig, quien por cuestiones del destino siempre quedó en segundo lugar: en el descubrimiento del bromo y en la síntesis de compuestos de organoplomo.

Karl Jacob Löwig

Löwig estudiaba los radicales (hablaré de ellos en una futura entrada) cuando se encontró con los compuestos del plomo. Le llamo la atención el olor acre y dulce que desprendía, así como también el sabor que dejaba en la boca. Resulta que en aquella época los químicos probaban TODO lo que hacían, fuera un ácido o un nuevo compuesto. Me gusta pensar que fuimos los pioneros de la frase “Live fast, die young”

Dejando a un lado la corta vida de los químicos de aquella época, lo llamativo de la preparación de los compuestos de plomo, es el espejo que se deposita en las paredes del recipiente donde lo prepares. Yo lo he preparado en el laboratorio y es genial, a simple vista se parece a los espejos de doble vista.

Como muchos químicos desconfiaban de los resultados de Löwig, empezaron a prepararlo ellos mismos pero ES MUY PELIGROSO SINTETIZARLOS. En primera porque el plomo es dañino para el cuerpo humano. En algunos procesos biológicos, el cuerpo humano no es capaz de diferenciar entre plomo y calcio, y comienza a almacenarlo en los tejidos e interfiere con mecanismos vitales. Piénselo de esta manera: en un ventilador encendido, introduzcan un tubo de metal en las aspas en movimiento.

Varios químicos reportaron tener síntomas de envenenamiento por plomo orgánico, que son fatiga, temblores, delirios, insomnio, convulsiones, etc. Y para empeorar las cosas, muchos de estos compuestos al calentarse tantito comienzan a descomponerse o volatilizarse (según sea el caso)

Estos compuestos pasaron muchos años sin llamar la atención hasta cierto evento histórico: la era del automóvil.

Con el automóvil, la ingeniería y la química intensificaron su presencia en la industria. El motor de combustión interna permitió un gran desarrollo e innovación nunca antes visto, pero tiene sus limitaciones.

Motor de combustión interna

Para que un motor de combustión interna funcione, todo debe estar lo mejor sincronizado posible, como si fuera una orquesta. Si alguien se adelanta o desafina, el resultado global es una pésima presentación.

Las condiciones dentro del motor pueden alcanzar presiones y temperaturas altísimas que podría producir una detonación prematura, dañando al motor. Para solucionar esto, podemos bajar la temperatura y la presión que se generen en el motor pero esto acarrea que la potencia se vea disminuida.

Detonación (combustión anormal)

La otra solución es utilizar un aditivo en la gasolina que impida la detonación y se aproveche al máxima la potencia que puede desarrollar el motor. Y esta fue la solución que buscaron investigadores y empresas privadas.

Entre ellos cabe mencionar a Thomas Midgley, quien le encontró un uso al tetraetil plomo como agente antidetonante en la gasolina. Ya había mencionado antes que los compuestos de plomo se descomponen con facilidad o simplemente se volatilizan, esta cualidad fue usada en la gasolina. El compuesto al descomponerse logra reaccionar con los componentes de la gasolina y evita que detonen antes de tiempo.

Thomas Midgley Jr

Al descubrir este hecho, las compañías se interesaron y comenzaron a producir el organoplomo en cantidades gigantescas. En los primeros años que se introdujo la gasolina con plomo, la producción de tetraetil plomo era de 25 mil toneladas al año. Para los años ochenta (que es el auge de la gasolina con plomo) la producción era de ¡más de 200 mil toneladas al año! Y todo ese plomo AÚN SE ENCUENTRA en nuestro cuerpo, en los suelos, ¡en todas partes!

Esto trajo graves consecuencias para la salud (como el caso de los niños de plomo) muchos trabajadores en las plantas se enfermaron o murieron. Incluso el mismo Midgley se envenenó y se tomo unas largas vacaciones en secreto para recuperarse del envenenamiento debido al plomo.

Cuando la prensa empezó a darse cuenta de los riesgos a la salud que representaba la gasolina con plomo, Midgley ofreció una rueda de prensa donde se “mojaba” las manos con el tetraetil plomo e incluso aspiró por más de 60 segundos un envase, afirmando que era inocuo. Después de ello, se volvió a tomar otras vacaciones para recuperarse del pasón.

 

Cuando las consecuencias de usar gasolina con plomo fueron tan evidentes que era imposible ocultarlas, muchos países comenzaron a cesar la producción y prohibir el consumo de gasolina con plomo. En México, la prohibición entró en vigor en 1998. Y a menos que hayas nacido mucho después o hayas vivido en algún lado donde no se utilizara la gasolina con plomo (lo cual es poco probable) tendrás una considerable cantidad de plomo en tu cuerpo.

La OMS considera que una concentración mayor a 10 mg / dL es perjudicial para la salud, aunque existen estudios indicando la posibilidad de envenenarse con plomo aún con esa concentración. Para que nos demos una idea de cuánto es la concentración antes mencionada, tomen una botella de Coca-Cola de 2 litros llena con agua y agréguenle unos granitos de sal (no más de 10) Es increíble que incluso a esa concentración nos pueda causar tanto daño el plomo.

El mundo tardó mucho tiempo en darse cuenta del peligro de usar gasolina con plomo, actualmente hay dos o tres países donde aún se consume gasolina con plomo, pero porque no hay otro tipo o es muy caro.

Y así, para principios de este siglo llegó el fin de la era de la gasolina con plomo. Lo único que podemos esperar es que todos hayamos aprendido una valiosa lección y evitar cometerlo en el futuro.

No sé si alguno se preguntó o le da curiosidad qué fue de Midgley. Bueno pues no tuvo un final feliz, después del plomo en la gasolina, inventó los CFC (aparecerá en una entrada futura) A sus cincuenta y cacho años contrajo la polio y quedó muy mal. Tan mal que tuvo que ingeniarse un intrincado sistema de poleas solo para levantarse de la cama. Un día tuvo un pequeño accidente y se estranguló el solo con ese sistema.

REFERENCIAS

Dietmar Seyferth, THE RISE AND FALL OF TETRAETHYLLEAD. 1, Organometallics (2003) No. 22 pp. 2346 – 2357

Dietmar Seyferth, THE RISE AND FALL OF TETRAETHYLLEAD. 2, Organometallics (2003) No. 22 pp. 5154 – 5178

Lead Poisoning – http://en.wikipedia.org/wiki/Lead_poisoning

Detonación – http://www.todomotores.cl/competicion/detonacion.htm

Detonación – http://es.wikipedia.org/wiki/Detonaci%C3%B3n_(motor_alternativo)

Thomas Midgley – http://en.wikipedia.org/wiki/Thomas_Midgley,_Jr.

The secret history of lead – http://www.thenation.com/article/secret-history-lead

Búsqueda los niños de plomo https://www.google.com.mx/search?hl=es&site=&source=hp&q=los+ni%C3%B1os+de+plomo&oq=los+ni%C3%B1os+de+plomo&gs_l=hp.3…159.2691.0.2910.18.10.0.0.0.0.45.45.1.1.0…0.0…1c.1.W_yvreIJO6w

Tetraetilplomo – http://en.wikipedia.org/wiki/Tetraethyllead

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s