Ciencia olímpica: ¿Derecho genético?

¡Hola! mi nombre Sandra Balseca, estudiante de medicina de la BUAP, hace tiempo les hable del sueño, ahora les traigo una entrada más activa y alejada de la cama.

Por casualidad  coincidiendo con la entrada anterior, me decidí a escribir sobre este tema pues cada vez que veo a los estadounidenses o chinos arrasar con las medallas en tantas disciplinas o ver el marcado éxito de los velocistas jamaiquinos y estadounidenses con descendencia africana me pregunto, ¿existe la posibilidad de que algo incrustado en los patrones genéticos de una persona dicte su futuro de deportistas y les den una ventaja natural ante el resto de los mortales? Claro está que no se demerita a las extenuantes horas de entrenamiento y factores psicológicos que favorecen a estas habilidades pero personajes como Usain Bolt y Michael Phelps tambalean en el límite de sobrepasar las capacidades humanas.

Entonces, ¿existen o no genes que hagan que los músculos crezcan más rápido y más fuertes?

Para contestar esta pregunta es necesario tener claro algunos conceptos. Inicialmente las células musculares son las que poseen la capacidad de contraerse  y hacen posible la locomoción, bombeo cardiaco y otros movimientos de propulsión, esenciales para cualquier ser humano, sea deportista o no. Pero no todas las células musculares son iguales, hay células de musculo liso o involuntario, como las que constituyen las paredes del estómago y células de musculo estriado o voluntario que como su nombre lo dice, obedecen a la conciencia (o a una pistola eléctrica “silenciosa”). Estas últimas células son el centro de atención en este tema, pues al conjuntarse constituyen fibras musculares que poseen varias características, de las que más nos interesan en este momento es que varían en la longitud de su diámetro, de 10 a 100 µm, aunque podría asegurar que las medidas de las fibras de los deportistas que vemos últimamente exceden esta cifra, pues la fuerza relativa de una fibra muscular depende directamente de su diámetro. Según sea el diámetro de la fibra, la cantidad de mioglobina (proteína que almacena y transporta oxígeno en el músculo), el número de mitocondrias (aportan la energía para el trabajo celular), índice de contracción, vascularización y otros cuantos componentes, las fibras se clasifican en rápidas y lentas. La disposición de cada tipo de fibras va a variar dependiendode las “instrucciones” que reciba nuestro cuerpo obedeciendo a la demanda. Es así como la maratonista Tiki Gelana, necesitan poseer fibras lentas, pues aunque la contracción es lenta, es repetida y no se fatiga con facilidad, en comparación con un velocista como Bolt quien posee más fibras rápidas que se fatigan fácil pero son de contracción más potente.

FIBRA MUSCULAR

Ahora bien, independientemente del tipo de fibras que constituyen el musculo de los deportistas, existe evidencia de que probablemente por el lado de la genética, cualidades como el crecimiento y la resistencia de estos músculos se puedan mejorar.

Hasta el momento se han descubierto alrededor de 220 genes que se piensa son responsables de determinadas cualidades atléticas.

De entre estos tenemos al gen ACTN3, que se asocia a la presencia de la proteína alfa- actinina- 3 la cual ayuda al cuerpo a producir fibras rápidas, así los músculos se contraen con mayor fuerza y a alta velocidad.

También es el caso del factor de crecimiento similar a la Insulina tipo 1 (IGF-1 por sus siglas en ingles), es a la vez un gen y una proteína que regula y juega un papel fundamental en el crecimiento de los niños y tiene propiedades anabólicas en los adultos, por ejemplo la construcción muscular. La IGF-1 se ve regulada por el gen miostatina que a su vez produce la proteína del mismo nombre y se opone al crecimiento muscular.

No es una serpentina, es un modelo de IGF-1

Estudios científicos han introducido la proteína IGF-1 en ratones para prevenir la degradación muscular durante la vejez obteniendo buenos resultados pero la identificación de los genes responsables de  las habilidades casi sobrenaturales de algunos atletas sigue siendo complicado.

Pero no se emocionen, los estudios en este tema no han ido más allá de experimentos en animales, así que si estaban pensado inyectarse algo para suprimir la miostatina o estimular a su gen ACTN3  y dejar que su musculo crezca libre y fuerte están equivocados. Lo único hasta este momento en que se pueden esperanzar es que se dé una mutación y les pase como a Eero Mäntyranta que tenía una mutación en el gen EPOR que le llevó a producir más glóbulos rojos, aumentando su capacidad de transportar oxígeno en un 25-50%, lo que probablemente le ayudó a ganar siete medallas en esquí en unos juegos olímpicos.

El esquiador Eero Mäntyranta

Todos estos descubrimientos, el desciframiento de la secuencia del genoma humano y el actual auge de la terapia génica nos obligan a pensar en una probabilidad (no tan descabellada haciendo un recuento en la historia del empleo de grandes avances a conveniencia de unos pocos): el dopaje genético, ¿será posible que en algunos años las aspiraciones olímpicas de algunos deportistas que no han sido favorecidos con estos “dotes especiales” se hagan realidad? Yo creo que si… así que es tarea de la WADA  ponerse las pilas para contar con pruebas para detectar dopaje genético, aunque para ser confiables se necesitan pruebas de tejido y no creo que los atletas estén de acuerdo y ¿qué tal si tienes una mutación natural?

Finalmente la ciencia nos ofrece una amplia gama  de posibilidades que podrían mejorar y aumentar nuestras cualidades humanas, pero ¿qué tan “honesto” seria?

 

 

 

About these ads
De imperioinvita Publicado en Medicina Etiquetado como

Un comentario el “Ciencia olímpica: ¿Derecho genético?

  1. ¡Que coincidencia! como lo mencioné anteriormente, es un tema que se presta mucho de que hablar.

    Excelente entrada, hasta diría que se complementan la entrada anterior y esta.

    SALUDOS

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s